lunes, 18 de abril de 2011

EL SUPERHÉROE

Se me ocurrió que podría serlo y así, sin que nadie lo supiera, meterme en las casas de todos los políticos que gobiernan y decirles:
Me llevo a tus hijos y a tus nietos y no sabrás dónde están hasta que no cambies.
Él o ella acojonaos contestarian: cambiaremos, por favor por favor no nos mates.
Pero luego he pensao que recibiría 20.000 balas en mi traje por los polis pagaos por nosotros mismos y me dicho que alguna puta dellas me daría en el ojo ( único sitio donde pueden matarme) y entonces como que no. Que no QUE NO.
Y luego he pensao que quizá escuchando a Bach o a Mozart o alguno desos ellos cambiarían, pero medicho que aunque la mona se vista de seda, mona se queda.
Y metomao otro trago de vino con casera y he vuelto a la realidad. ¡qué cojones, esto no cambia ni pa dios!
Luego ha venido mi mujer con el resto de la compra y me ha dicho que todo esta más caro.
La he tenio que dar un beso en esos labiacos que tiene.

14 comentarios:

Bambú dijo...

Ellos viven demasiado bien...

Adolfo Payés dijo...

Deleitarme con tus escritos.. es un gusto inmenso..



Después de un tiempo ausente, de nuevo por tu espacio..

Un abrazo.
Saludos fraternos...

wivith dijo...

Imagina.....
Insumisión en los impuestos general....
¿De donde chuparían estos H.P.?
total luego pretenden que con nuestro dinero tenemos seguridad social gratis (mentira), educación gratis hasta los 16 (mentira), carreteras mejores (mentira) y así una lista mas larga que la famosa listade S. Claus..... Todo mentira sobre mentira.
Lo ciero es que nuestros dineros desaparecen en los bolsillos de los corruptos...
En fín. ¿Sigo?. No. ¿Verdad?. ¿Pa qué?.
Y lo mas cojonudo.... Que en este tema pensamos igual los de izquierdas y los de derechas....
¡Manda huevos!.

Pochoncicos.

HATOROS dijo...

COMO LOS QUITAMOS NO SÉ BAMBU
EL MÍO TAMBIEN AL VER QUE ME LEE UN POETA ENORME
WIVITH NO SÉ CÓMO HACER PERO LA VIDA SIGUE. CUANDO NO TENGAMOS MÁS DINERO PARA SEGUIR VEREMOS
UN ABARAZO A TODOS Y GRACIAS

la MaLquEridA dijo...

Nos vendría bien un super héroe hay que ver la manera de que haya uno, lo necesitamos urgente.


Saludos.

YAYOMAN dijo...

eso, mas que a superheroe, suena a pelicula de acción hollywoodense. pero esas cosas solo acaban bien en las peliculas. mientras uno tiene que chingarle (o joderse currando. para ir practicando para cuando pueda ir por aquellos lados) hasta que las canas y las arrugas nos sorprendan.

te mando un abrazo, hermano Hatoros!

EMBRUJO dijo...

holaaaaaaaaa hatoritoooooo que alegria me ha dao verte en mi rinconcito me fui jarta de venir y me dije el hatorito no me contesta no quiere tenerme a quiiiii asiassssssssss amigo bueno lo que importa es que ya estassss verdadddd siiii las cosas cada dia estan mas caras y los sueldos no suben naita feliz diaaaaaaaaa besitosssssssssssssssss asiasssssssssssssssssssssss

Andri Alba dijo...

Pensé que a algunos no les interesarían los hijos. Hay padres desnaturalizados. A mí lo que más me gustó fue el beso que le diste a tu mujer en los labiacos...Ah, y el vino con casera.

BESOS Y ACEPTÉ EL ABRAZO, GRACIAS.

la MaLquEridA dijo...

Hace poco escribiste en mi blog que te gustaría seguirme pero no podías y no sabías porqué y creo que es porque ya eres mi seguidor desde hace tiempo jeje.

VENUS dijo...

jaaa me encanta como escribes, gracias por pasarte por el verjel, te sigo.

HATOROS dijo...

SI QUE NOS VENDRÍA BIEN, SÍ PERO QUIZÁ...MALQUERIDA
YAYOMAN REPITO QUIZA...
EMBRUJO ES QUE POR DIFICULTADES DIVERSAS NO PUEDO PASAR TANTO COMO QUIERO A OTROS BLOGS
ANDRI PERO LOS PAPAS POLITCOS LES PONEN EMPRESAS A SUS HIJOS, MIRA AL DE ANDALUCÍA
MENOSL MAL MALQUERIDA
JODER Y A MI COMO LO HACES TÚ VENUS
ABARAZOS A TODOS Y GRACIAS

Andri Alba dijo...

Pasé a saludar y dejarte un abrazo y un beso.

Yo

La Perfida Canalla dijo...

Estos no cambian ni con descargas...te lo digo yo..
Por cierto soy Perfida
Un saludo coleguita

HATOROS dijo...

TE SALUDARÉ ALLÍ DONDE ESTES Y UN ABARAZAOBESAO TE DEAJRE ANDRI ALBA
NO CREO QUE CAMBIEN, NO PERFIDA CANALLA Y PASARE A VERTE

Publicar un comentario

LA PIEDRA

Cuando llegué a casa de Alberto, me dijo que le acompañara, porque la vecina palmó y, tenía que ver si se había cerrado el gas y el agua. La casa olía a soledad, a rancio de persona mayor, y en la silla donde se sentaba, a muerto, pues en esa, la encontró la muerte. Alberto me dijo que estaba sola, nadie de familia, pues igual que tú, dije, que aunque tengas a tu hija, te amenazó con irse si no le dabas dinero, y por eso la mandaste a tomar por culo. Mira si quieres algo, porque el nuevo dueño vendrá y tirará todo, pintará la casa, pondrá muebles nuevos y la alquilará. Alberto abrió los cajones y miramos en ellos. Voy a llevarme esta caja con estos libros, las imágenes de las vírgenes y la piedra, le dije. Pues invítate a una caña, añadí, porque estoy tieso; eso está hecho, dijo Alberto, y le lié un cigarrillo para él y otro para mí. La piedra la puse encima de la valla del jardín y me olvidé de ella; las vírgenes por toda la casa. Fue al hacer el huerto, cuando volví a ver la piedra, por un lado cuarzo rojo, por el otro, pegado a él, una especie de grabado en piedra, parecido a celdillas. Me fumé un canuto y con los humos, descubrí de donde salía la piedra. En el monasterio de Fuentes, abandonado tiempos ha, pegado a la pared más alta del Pirineo aragonés, habitaban cinco monjes. Ahora eremitas, que, cortándose las lenguas para jamás volver a hablar, llegaron allá para expiar sus culpas, penas dolorosas por matar al pueblo de Ics, ordenado por sus superiores. Dedicaban sus vidas a orar, cultivaban la tierra cercana al río Escrito, y aliviaban las penas de los aldeanos, que llegaban en ocasiones, para que salvaran la vida de algún niño, presa de fuertes fiebres, atender algún brazo o pierna rotos, y en general atender a los necesitados. Nadie sabía sus nombres, y poco a poco se fue creando una aldea junto al monasterio. Cosa que se supo de inmediato en el castillo del marqués, pues dejaba de ingresar sus diezmos, y sus campos dejaron de ararse. Así que envió a sus treinta mejores hombres, para traer a todos los que allí vivían. Los que no quieran venir les arrancáis las orejas, ordenó. Poco antes de que llegaran, los aldeanos lo supieron y les dijeron a los monjes: como siempre, el poder debe mandar y el pobre obedecer, y si no tienes na, buena sea la muerte. Se reunieron los cien aldeanos dentro del monasterio y con la ayuda de los monjes…Sobre los arboles unas redes, sobre la senda, unas fosas. Los guerreros del marqués, confiaban en que sería sencillo, más cayeron en las trampas y despojados de sus armas y caballos, los encadenaron en el monasterio. Lo que ocurrió después ya se sabe, el marqués llamó al duque, coleguilla de pernadas, y juntando un ejército, arrasaron el monasterio, y tras enormes pérdidas de hombres, mataron a los monjes, les cortaron las orejas a los hombres, y a las mujeres las violaron y, una de ellas, presa de dolor, arrancó la piedra que aquí veis, y de padres a hijos, llegó a las manos de la vecina, que murió junto a la casa de Alberto y, la piedra, no tiene poderes, ni falta que hace, porque es bonita y me gusta mirarla. Y como todo, fin.